SUSPIRARES QUE TRASPASAN

martes, 10 de noviembre de 2015

TRADICIÓN Y MEMORIA.

Tradición y memoria.
Por Rossana Scarone.

El Día de la Tradición se celebra en la Argentina el 10 de noviembre, fecha que fue elegida en conmemoración del nacimiento del poeta argentino José Hernandez (1834 - 1886), que escribió, entre otros, el poema narrativo el Martín Fierro y su continuación, La vuelta del Martín Fierro relatos en forma de verso de la experiencia de un gaucho argentino, su estilo de vida, sus costumbres, su lengua y códigos de honor.
Del latín traditio, la tradición es el conjunto de bienes culturales que se trasmiten de generación en generación, son las costumbres y manifestaciones sociales que se consideran valiosas y que se mantienen en el tiempo, son aprendidas y revalorizadas por las nuevas generaciones como parte fundamental de la sociedad y del legado cultural de un pueblo.
Es de vital importancia para la memoria colectiva mantenerlas ya que son el reflejo de las comunidades desde sus comienzos donde se forjaron junto a ellas la historia de una Nación, hacen al quehacer cotidiano, son base para el logro y la perpetuidad de la Argentina, pues nos identifica en diversos lugres a través de su música y bailes, sus objetos e instrumentos que acompañan las danzas y sus vestimentas típicas, logran dar identificación cultural y destacarse entre otras culturas.
Junto a la tradición en nuestro país aparece la diversidad cultural hegemónica de cada parte componente de nuestro espacio, dándole en cada lugar un matiz y color distinto, la música y danzas originarias de nuestro forjadores históricos mancomunados en una región libre, hacen que cada año ésta memoria se registre en cada rincón.
La Patria en definitiva es eso, el registro de nuestra cultura, con cada uno de sus habitantes que adornan con sus historias la vida diaria, colocando a cada paso esa cuota de cada uno, conformándonos unos con otros, siendo en definitiva la sociedad y lo culturizante de ella lo que nos destaca y define como propios.
La propiedad conceptual desde cada una de las márgenes que conforman el territorio nos hace distintos, inigualables y particulares, nos diferencia en características que subyacen detrás de  cada una de las personas, identificándonos, siendo sujetos históricos y sociales al igual que culturales.
Es un derecho de identidad, inalienable, indestructible, e inherente a cualquier sociedad, clasificatoria, caracterizada y valorada por lo que trasmite.
La Argentina tiene todas esas características que la hace particular y se destaca a nivel mundial por ello.
Debemos cuidar y enarbolar nuestra bandera, costumbres y cultura como lo hicieron nuestros antepasados, permitiendo que lo simbólico , costumbrista y particular permanezca en el tiempo, como leyenda que se debe seguir contando con orgullo de ser parte de este bellísÍmo territorio.



COLUMNA DE OPINIÓN DEL MES DE NOVIEMBRE DEL DIARIO TIEMPO MARIANENSE.