SUSPIRARES QUE TRASPASAN

domingo, 29 de marzo de 2015

Andenes.


En la simpleza radican las palabras, que logro escribir, por todos los seres que perdieron sus vidas, a la vera de unas vías, de un tren como el Sarmiento, que nos conecta día a día.
Con mucho respeto y cariño a sus familias a quienes dedico mis letras, desde el humilde lugar de contar los suspirares que me traspasan más que nunca.




Me llaman la escritora del tren Sarmiento, pues mi primer libro lo escribí en sus  andenes , simplemente me sentaba sobre ellos, y a la espera del tren escribía, al hacerlo cada día , las caras se repetían, y me preguntaban que escribía, a la cual respondía: escribo poesía.
Muchas de ellas las regalaba a quien preguntaba.
Así surgió también la idea  de escribirles a ellos,a sus usuarios, los vagones de trenes y sus andenes.



ANDENES.


Rústicos y grises
se encuentran allí,
albergando seres,
uniendo ciudades,
cual esperanza que
emergen en cada una
de las caritas , que allí
viajan.
En cada amanecer
logran esperarlo a él,
el tren, que completo
circula por vías de logros
dejando en cada una,
un trocito de historias
compartidas.
Algunas por destino
logró llevarlas a otro
camino.
A un cielo infinito
cargando a los ángeles,
que murieron sin
aviso.
Es parte de un todo
el tren Sarmiento,
pues si bien hay
tristezas, por vidas
robadas, también
hay alegrías en cada
día, soñadas,
pues levantas
en tus vagones
multitudes humanas,
que transitan sus sueños,
viajando con cada
esplendor del día que
aguarda tu pronta
llegada.
Acunas en tu vientre
diversas historias,
los cantores del alba,
aquellos que venden,
en cada mañana,
también viajan
familias completas,
trabajadores, niños,
anclados al trabajo
que necesitan de ti,
vagones de trenes,
que sin ustedes,
nosotros, no tendríamos,
rapidez suficiente
para llegar a nuestros
destinos, surcados de frios,
a tiempo, que esperan
los rostros cansados,
de tanto laburo,
que conecta la C.A.B.A.
con un conurbano bonaerense
riquísimo, con sueños
y compromisos
de llegar a nuestros lugares,
con permiso del tiempo,
que logras acortar,
con tu rapidez,
con tu sonido instalado,
sabiendo que si llegas,
para nosotros es,
llegar también contigo.