SUSPIRARES QUE TRASPASAN

lunes, 8 de febrero de 2016

Día de los enamorados. El verbo que no tiene final.





Idas y vueltas
en lo intangible
intentando vencer
la soledad.
Que a la tristeza
la lleve el viento,
y la alegría vuelva
a brotar.

Incertidumbre
en las mentes confusas
las escrituras comienzan
a hablar, fotos palabras
ajenas, es tu sello no van
a fallar.

Halagos por los
dos lados, piropos
que vienen y van,
preguntas de idas y
vueltas, respuestas
que no tienen final.

Una cita que nunca
llega, el tiempo se hace
esperar, reloj ya sin arena,
encuentro en otro lugar.
Fallece el momento
intangible, nace la mirada
real, un beso desprolijo que llega
la fantasía tu mano tomar.

Miradas y bocas
secretas,bebida que
no terminará, el capítulo
ya ha caducado,hermoso
de principio a final.
Seducción en tu castillo
encantado, dos cuerpos
que al final se unirán.


Lágrimas y sudor
han conjugado
el significado
del verbo: amar
Volviendo en el tren
agarrados para nunca
volverse a alejar.